Grabado químico

Es un procedimiento tecnológicamente avanzado, basado en la disolución controlada del metal mediante soluciones químicas que lo disuelven por una acción fisicoquímica. Esta técnica es muy recomendable para piezas metálicas de alta precisión, a pesar de que tengan geometrías complejas. El grabado químico aporta alta precisión a las tolerancias requeridas y permite una gran flexibilidad y rapidez en la modificación de la fabricación de matrices.

Ideal para aplicar en placas profesionales y pequeños objetos, como llaveros, reglas, invitaciones, tarjetas de visita, su versatilidad admite cualquier superficie (aluminio, acero y cobre, entre otros) y elemento.